Ministerio de Justicia


Justicia transicional

La Justicia de Transición puede definirse como aquél conjunto de mecanismos y herramientas que permiten hacerle frente a un legado de graves y masivas violaciones de Derechos Humanos, y que además contribuyen a hacer tránsito hacia la reconciliación nacional y, eventualmente, hacia una paz duradera y estable. Tal y como lo ha dicho el Secretario General de la Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la Justicia Transicional “(…) abarca toda la variedad de procesos y mecanismos asociados con los intentos de una sociedad por resolver los problemas derivados de un pasado de abusos a gran escala, a fin de que los responsables rindan cuentas de sus actos, servir a la justicia y lograr la reconciliación”. A su vez, el dilema de la Justicia Transicional “(…) consiste en cómo atender las reclamaciones legítimas de justicia presentadas por las víctimas y los sobrevivientes de abusos horribles, de tal manera que se consiga el delicado balance entre evitar la vuelta al conflicto o a una crisis y consolidar una paz duradera basada en la equidad, el respeto y la inclusión”. Cada país debe confeccionar un modelo que se adapte a la talla de sus necesidades, posibilidades y contexto político determinado, el cual no sólo debe enfocarse en garantizar la no repetición del conflicto, la reparación efectiva de las víctimas, la impartición de justicia, el reconocimiento de la memoria histórica y el descubrimiento de la verdad sobre los hechos ocurridos, sino que además, y especialmente en el caso colombiano, deben facilitar la finalización del conflicto.