Principios

​​MASC-banner-4.jpg

Principio de habilitación

Es la opción que tienen las personas involucradas en un conflicto, de otorgar de manera expresa la competencia al Conciliador en Equidad para que les facilite la solución de su controversia. Lo anterior de conformidad con el artículo 16 de la Constitución Política.

​Principio de gratuidad

La conciliación en equidad es un voluntariado que realizan particulares, su ejercicio no es remunerado por el Estado ni por los usuarios que accedan a la conciliación en equidad para resolver sus conflictos. Artículo 83 de la Ley 23 de 1991. El principio de gratuidad debe entenderse en un doble propósito:

1. Para los usuarios: Quienes no deben pagar ni a instituciones, ni al conciliador en equidad por las acciones realizadas para convocar a la audiencia de conciliación, adelantar la audiencia o expedir el Acta de Conciliación o las constancias a que haya lugar.
2. Para los conciliadores en equidad: Quienes llevan a cabo su voluntariado de forma gratuita, atendiendo su condición de líder comunitario de connotadas calidades, quien realizará su voluntariado por la satisfacción de servir a su comunidad.

El Estado a través de las entidades territoriales o los particulares que apoyan los PACE´s, proporcionan los espacios y condiciones para la prestación del servicio.
 

Principio de informalidad

Informalidad: Artículo 86 de la Ley 23 de 1991, La conciliación en equidad se adelanta sin trámites formales y en el contexto de las relaciones cotidianas de las personas en su propio medio de vida. Las solicitudes de conciliación pueden presentarse verbalmente o por escrito.

El Conciliador en Equidad, estimula a las partes a llegar a un acuerdo, atendiendo las costumbres comunitarias sobre resolución de conflictos y el sentido común.